fbpx
De compras por Valencia por la calle de las cestas

De compras por Valencia por la calle de las cestas

Valencia capital, como urbe española de gran relevancia a nivel nacional pero también internacional. Cuenta entre sus calles con emblemáticos y turísticos edificios como son, por ejemplo, su ayuntamiento o la popular plaza redonda así como playas tan cuidadas y conocidas como la de la Malvarrosa. Pero mucho más allá de estos famosos elementos que la convierten en una excelente urbe donde vivir o que visitar, la metrópoli más grande del levante español esconde singulares lugares mucho más discretos pero repletos de historia, encanto y originalidad. La calle de las cestas es uno de esos rincones que no dejan indiferente a nadie.

La calle de las cestas, tradición en estado puro

Antes de irnos de compras por Valencia, empecemos por el principio. Sobre todo para que puedas buscarla en Google maps sin volverte loco: la clásica calle de las cestas oficialmente se llama calle Músico Peydró. Es durante la década de los cuarenta cuando el artesanal gremio de la cestería comenzó a vivir allí y a abrir sus pequeñas primeras tiendas. De hecho en muchos casos, usaban las mismas plantas bajas de dichas propiedades para vender no solo tradicionales cestas de mimbre o de otros materiales naturales. También se usaban para mostrar al público verdaderas obras de artesanía como mecedoras de mimbre, muebles de junco hechos a mano y muchos otros artículos únicos e inigualables.

A día de hoy solo algunos de estos entrañables comercios y talleres artesanos con tanto encanto siguen en activo, generación tras generación. Pero otros se han reinventado, ofreciendo además otro tipo de artesanías relacionadas que enamoran a cualquiera que pase por la histórica calle valenciana. Y es que pasear tranquilamente por ella, disfrutando de un día de sol con la familia al completo antes de tapear, es un plan que pocos conocen. Menos los propios valencianos.

Además de vivir una experiencia única e inigualable en la auténtica calle de las cestas, fuera del típico sitio turístico de ‘paella y fallas’ de Valencia, podrás regresar a tu casa con un regalo de los que no se olvidan. Vivimos en la sociedad del consumo rápido y efímero.  Así que regalar a tus seres queridos una bonita y duradera cesta u objeto decorativo tallado a mano tendrá más autenticidad que dar los clásicos imanes o camisetas promocionales tipo ‘I love Valencia’ que se producen en masa y todo el mundo compra sin pensar.

De compras por Valencia en Cestería El Globo

Parece, según los historiadores de la zona, que aquí está el origen de la legendaria calle. Cestería El Globo parece ser que fue el primer el negocio del mimbre que plantó su tienda física en la calle, concretamente en 1856. Es más, fue a partir de este preciso momento cuando popularmente, por sus labores exclusivas en cestería, los valencianos empezaron a llamar extraoficialmente a esta vía como la calle de las cestas.

Si vas de compras por Valencia, esta antigua tienda de la calle de las cestas no te defraudará lo más mínimo: encontrarás todo tipo de objetos decorativos y mobiliario doméstico hecho en mimbre. Podrás salir, por ejemplo, con un singular sombrero hecho a mano, con un bonito bolso o con un monedero de lo más vintage. Después vendrían otras tiendas de casi la misma historia que esta primera, la tradición ha pasado de abuelos a hijos y a nietos

¿Qué se puede ver cerca de la calle de las cestas?

El día que vayas a la calle cestas tienes que aprovecharlo  para ver también el mítico Mercado Central, antiguo pero bien conservado, en el que también podrás adquirir productos gastronómicos propios de la zona como arroces de diferentes variedades o naranjas, así como deliciosas mermeladas o patés hechos a mano. Y después, sigue perdiéndote por el casco histórico de la ciudad, pues existen otras calles próximas menos conocidas pero que conservan la esencia de la Valencia más auténtica.

Si tienes previsto visitar nuestra preciosa ciudad, no te quedes en la superficie. Además de la mítica calle de las cestas, también deberías entrar y disfrutar de todo lo que ofrece el histórico mercado de L’Escuraeta de Valencia, entre otros sitios de gran interés de los que en nuestro blog especializado te iremos informando. ¡No dejes de seguirnos!

Entrada anterior
10 razones para amar La Albufera de Valencia
Entrada siguiente
La tradición azulejera, la cerámica de la Comunidad Valenciana

También te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

¿Necesitas ayuda?